Latest Entries »

lunes, 31 de diciembre de 2007

No nos mientas.


¿Conociste a alguien?

- ¿Porqué lo dices?

Por que te conozco. No puedes estar solo.
¿Lo conozco?

- No.

¿Qué edad tiene?

-La mía

Bien, es lo que necesitas.

- Y tú, ¿conociste a alguien?

No, nada serio. Aventuras de una noche. Es lo mejor, nada de problemas.

¿Para qué?




¿Y bien?

- Y bien. Te extraño.

¿En serio? Ya es algo tarde, ¿no?

- Si losé. Quiero pedirte algo.

¿Qué?

- Quiero que hagamos el amor. Una última vez. Quiero tocarte, oler tu piel.

Yo, ya no quiero

- ¿Ya no te atraigo?

No, ya no tengo ganas. Se acabó.

- Sólo una vez, la última.

¿Para qué?

Ya no te molestaré


Dicen que el tiempo cura todo
Entre nosotros no parece
Últimamente, estás muy agresivo conmigo
Trato de hacer un esfuerzo de entenderte
Intenté hacer las paces; mal, pero lo intenté
No entiendo tu actitud, lo que te molesta tanto de mí.

Siempre recuerdo nuestros buenos momentos
Éramos tan unidos, hacíamos de todo juntos
Peleábamos y reíamos
Extraño mucho aquellos días
Espero noticias tuyas

Ya di el primer paso. Es tu turno

Te quiero.

Espero verte


¿Aló?

- Hola

¿Eres tú?

- Sí

Es extraño oírte

- Quería decirte que recibí tu carta.

¿Te pareció ridícula?

- No, me conmovió, me hizo bien.

Me alegra

- ¿Sabes? Me encantaría verte, pero no puedo.

¿Mucho trabajo?

- Si, si es eso.

Entiendo, gracias por llamar.

- Quería decirte que no es por ti. Estoy pasando por un mal momento. No te sientas mal.

Esta bien.

- Te dejo.

Bien. Si quieres verme, llama.

- Bien. Ten certeza que te quiero ver.

Besos. Espero tu llamada.

- Besos.

Gracias.

Tiempo de vivir.


[Hoy ya no sufrí…porque por fin lo asumí...]

¿Ya no me amas?

- No lo sé

Yo tampoco te amo

- ¿A qué juegas?

No estoy jugando, es la verdad.
Ya no siento nada.
Sólo un vago deseo.
Y ternura a veces.

- ¿Por qué me lo dices ahora?

Porque es bueno decir la verdad, ¿no?
No creo que te duela.

- ¿Quieres separarte?, ¿Quieres que me vaya?

Sí.

- ¿A dónde iré?, ¿Qué haré?

No me importa. Vete.

- ¿Qué te pasa?. Nunca me hablaste así.

Estoy harto de esto.
No haces nada con tu vida.
Vives de mí.

- ¿Qué te crees?, ¿te crees mejor?. Maldito arrogante.

¡No te necesito!. Toma tus cosas y vete.

[Perdón...Perdón...Perdón...]

viernes, 21 de diciembre de 2007

Consejo con lágrimas de amor y adiós.


Haz sido mi camarada, mi confidente,mi amada, mi mejor amiga, mi amor, pero nunca fuiste a la que le robe el corazón.

Me da miedo darme cuenta que todo lo que tengo, todo lo que soy, todo lo bueno que me entrega esta vida, no signifique nada sin ti.

Es hora de pensar en ti, colocar el corazón duro. Emprender el vuelo dejar que el sol derrita el hielo de su corazón, pero que no estés ahí para cobijarle.

Sé que no serás capaz de retenerme, sé que no eres capaz de amarme, sé que no eres capaz de entregarte, sé que no eres capaz de darme de tu tiempo para nosotros.
Sé que por ti, esto acabo.

Debo seguir, me cansé de sufrir por ti.
Me cansé de arrodillarme ante ti y pedirte amor.
Me sobrepasa la sensación de vacío en mi corazón.

No soy capaz de aguantar más. Necesito aire nuevo que respirar, por que el que tu me das se vició el día en que todo nació.

Me siento traicionado por ti, me siento engañado por mí.
Me siento vacío por el amor que sentí.

Ya no lo siento más, adiós, es para siempre, o por lo menos hasta que te des cuenta que la soledad no es una opción viable en el amor.

Hasta quien sabe cuando…

Te Amé! … Ya te olvide!

El Juramento


A pesar de lo que sentían;
A pesar de lo que se amaban;
A pesar de todo...

Tuvieron que seguir caminos distintos;
Tuvieron que separarse.

Pero se juraron que lo vivido no lo olvidarían;
Se juraron que lo recibido no lo devolverían.

Se dieron cuenta que su amor se estaba yendo.
Prefirieron fingir ser fuertes y alejarse, para así no sufrir por darse por enterados que lo que tenían era un error.

Todo fue tan rápido y especial.
Pero así también era tu sentimiento, por un extraño como yo.

No te olvidaré, por más que intentes no mostrar lo que sentiste ese día en que te vi a los ojos y me percate lo que hay entre los dos.

¡Mentí! … no te podré olvidar.

Te Amo!.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

¿Lo haras? - Que se le va hacer.


¿Como te sentiste cuando te tocó?

Con sus manos suaves lenas de juventud.


No lo pudiste soportar.


No se trataba de rendirse ni de ganar, sólo de sentir más allá de Ti.


No controlaste tus emociones. Dejaste que el cauce siguiera su rumbo.


Cada vez que lo recuedas te sonrojas, sabes yqe te gusta...pero que es imposible seguir así, o por lo menos no es fácil para Ti.


Te sorprendes de tu capacidad para ocultar, para mentir, para fingir. Todo lo haces para sentir.


Cada vez era mejor, ya no sólo eran dos; eran mucho mas que tres.


Fue un momento crucial, aquél en que ella te dijo que las relaciones así, siempre terminan mal; sino es porque alguien se entera, es porque uno de ustedes se enamora.


Todo lo hiciste por Ti.


Para romper el horizonte no lo haces por placer. sino por amar, sí date cuenta que aún no lo pudiste olvidar.


No sé que hacemos acá(le dijiste), porque esto esta mal. Alguien nos puede ver. Basta!, que se le va hacer, si es lo que nos gusta hacer.


En que piensas...depende...¿de que?


Si es que sé que te veré. esos días ansio cada instante para poder estar contigo. Invento más excusas para vernos.

Los días que sé que no te veré estoy con calma, pero me odio por no poderte tener.


Cada vez que te tocaba alusinabas, no sabías como empezaba, ni mucho menos como terminaba. Sólo te dejabas.


Ya era demasiado tare.


No es hora, ni el lugar ni mucho menos la forma, para que acabes así con lo nuestro. Con nuestro amor, con nuestra pasión, que nos llevó a lugares lejados sin clamor, donde ronda la lujuría y el perdón.


Sé que te hace mal porque le mientes a tu familia, pero todo lo que vivimos te encanta.


Sí, pero aún así debe acabar.


Lo siento.


Espero...no sé que espero.


Te Amo!.


--- Recuerdas lo que te dije que leyeras del libro que te regale la primera vez que subiste? El texto de la página 23, lo recuerdas o no? - Claro. “Bebe vino, es el elixir de la vida. Te dará la juventud eterna. Es la etapa del vino, las rosas, de embriagarse con todos. Vive feliz el momento… Este momento es tu vida!” ---

sábado, 1 de diciembre de 2007

Torbello de emoción - Sin triste Final


En esta noche eterna busco un resto de nuestro amor…

Como deseo que hubieses sido tú, y no él.
Aquél que me hizo despegar de esta tierra y dejar de gritar con mi herido amor.
Pensé que serías tú, el que se acordaría de mí, pero no, tuvo que venir alguien más, tal vez menos completo, pero más entregado al amor, dejando de lado su rabia y rencor.

Fue su ternura y dulzura lo que me curó.
Dejo que mi llanto lo torturará, eso era lo único que necesitaba.

Era preciso, que acabará, que dejará de actuar de esa manera, de dañarte, de dañarnos. Pero debo decirte que no podía parar, era algo más fuerte que yo, era mi debilidad.
Es mi pesar, es mi rencor y rabia, por no poderte amar. Ya es suficiente, debía alejar todo lo malo de mi mente. Tal vez eso significaría que debía dejar que vivas sin mí, alejado de mí.
Debía dejar para ello de lado el sentir que me rozas, para así dejar que el amor no se agote.
Pero antes hay algo que ahora te quiero decir, que no me mires así, que cambies, no por mí. Sino por ti, por nosotros.

No quiero rendirme y tú sabes que no lo haré. Al menos hasta que me de cuenta que debo despertar, que la vida nos va a alejar, por que encontraste a alguien que te cambiará o te entregará todo lo que yo no di. Cuando te enamores de verdad, ahí te dejaré de amar.

Por que sé que todo puede cambiar, no te quiero abandonar. Perfectamente puedo vivir con lo que tú me das, pero eso será conformarme con lo demás, no quiero eso para ti.

Solo te quiero decir, que siempre me mires así, como lo haces ahora. Me haz hecho despertar.

A pesar de que estés lejos de aquí, recuerda lo que fui, lo que fuimos, y seguiremos con el viento nuestro amor, por que él te dirá todo lo que sentiré sin cambiar.

No quiero pensar que nuestro amor llegó sin nada que perder, y se fue para no volver, dejando atrás a los amantes nocturnos que jugaron el juego del amor, hasta perder.
Se fue aquél sueño, no sé quien lo dejo partir, si fui yo, tu, ambos, o sólo se fue…murió.

Volvemos a caer en la oscuridad del amor que se parecía acabar, pero no. Por eso te quiero pedir que te pongas en mi lugar. Y consideres que hay heridas que nunca se olvidan, aunque se curen, existen corazones ciegos, como el mío, que prefieren seguir a tener que ver sufrir a los demás, por no encontrar la salida para olvidar nada más.

Nunca, soñé que esto nos pasaría, nunca sentí un amor que me inundara así, haciéndome perder en tu regazo, dejar que tus besos largos me devoren.
Nunca los atardeceres tuvieron mas significado para mí, toda nuestra crueldad dejo de ser inexplicable para nuestro corazón, por que nunca es demasiado para mí.

Tendría que abrir los ojos para comenzar a olvidarte, pero prefiero en vez de eso, cerrarlos y creer, soñar y hacer que todo esto sea mi realidad. Nunca dejaré que mi yo te tenga que sustituir cada noche, por no tenerte y poder adormecerme en ti.
Es ese lugar en donde nos vamos a amar, es tu cama, en donde nos vamos a acariciar, es allí, donde nos podemos fundir uno en el otro, escribiendo en tu frente y tú en la mía todo lo que me amas, sin dejar de lado toda nuestra realidad.

Pero te pido que me dejes un día más cosechar nuestro amor en tu corazón, que no pidas que me aleje así de ti. De nuestro hogar.

Esto se convierte en angustia, cuando de mi te alejas, siendo que estas tan cerca de aquí, ¿porque no intentas venir?… ¿porque no puedes o no quieres?, que es lo que me duele menos creer, no sé, pero me estoy quedando solo sin ti, por eso estoy loco y toco fondo, porque no quiero dejarte ir, sin poder luchar, no me rendiré sin batallar por nosotros. No disimularé nunca jamás que estoy feliz, si es que me haces falta tú.

Pensé que no me quería enamorar, pensé que te podría olvidar, pensé que eso no me iba a pasar, pensé que serías solo algo para disfrutar, pensé que no me querías dejar, pensé en que yo te iba a dejar de querer, pensé en que podría evitar estas ataduras que me unen a tu ser, pensé que no te buscaría, pensé que preferiría mi libertad, pensé y me equivoque, ¿porque?...por que me enamore.

Cada vez se hizo mas difícil, el dejarte partir, la vida no es simple ahora, todo por no tenerte, por dejarte ir sin mi, gritando palabras que me desnudan, dejando que la historia continué, pero no dejándote de amar. Por que eso me lo jure, por el amor que te profetice, que no te dejaría de amar, solo porque si, porque lucharía hasta el final, y eso haré, incluso si eso significa que todo lo que tengo se acabe. Por no tenerte a mi lado, convirtiéndome en un velero sin rumbo por el pasado, tratando de cruzar el mar del presente y varar en el futuro. Pero sé que todo esto es porque estoy pagando mis errores.

Dejándote respirar podrás tal vez pensar, si es lo mejor seguir o parar.

De verdad es difícil, para mi estar en este lugar, sonriéndote, dejando de mirar en mi, no permitiendo que mi amor, me inunde, porque sé que nada más puede suceder para que te quedes y no te marches, sólo sin mi, para que mantengamos esta llama que encendimos juntos, y que apagaremos de igual forma.

Es tan difícil acaso, que no puedes leer lo que dicen mis ojos, lo que te cuentan mis labios, lo que te hace sentir mi piel, todo lo que te amo, sin dejar de respirar solo por ti.

Mil veces debajo de una mesa tuvimos nuestros encuentros fugaces de amor, así como esa estrella que cruza sin cesar el cielo austral. Mil veces más bebiste de mis labios y miraste en mis ojos el deseo que sentía.

Escondimos nuestros besos con matices de ilusión todo para que no nos costara tomar la decisión.

Me di cuenta tarde, pero era preciso mirarnos de frente y cambiar el presente, no cambiar para mejorar el mañana, es ahora cuando debía restarle importancia a mi rencor y mi rabia, por que no me dabas todo lo que esperaba, porque no me dabas igual como lo hacia yo.

Sé que tenemos que hablar, y compartir un nuevo momento de amor, y no solo discutir.
Tenemos que hablar y ver que esta pasando entre los dos.

Pienso que te mentí muchas veces al decirte que te quiero cuando eso no era así, por que el querer prontamente se transformo en amar, era algo más que me llenaba, que no me dejaba respirar.

Es algo más que la distancia, que el dolor y la nostalgia, sabíamos que eso no nos dejaría avanzar. Mis besos te enamoraron, los tuyos me atraparon, pero debíamos cambiar, eso no se nos permitía.

Los mil años que pasaré contigo tendrán un final pero prefiero pensar que eso será una mentira, así como entraste en mi vida, sin darme cuenta, porque envenenaste de amor puro sin limites todo mi cuerpo, porque la distancia aun no nos puede alcanzar y no lo hará por que si por mi valiera estaría unido a ti por siempre, porque somos algo más que dos personas amándose, somos uno.

En tus ojos me puedo perder, en mi te puedes ver, dejando de lado el dolor y la rabia, para dar paso a mis manos y tus caricias, y así enamorarnos una vez más.

Todo esto te lo digo en especial a ti, por que te estas rindiendo no por mi, sino por ti.

Te hablo a ti, a pesar que no te importe todo lo que te digo.

Pero ya no pienso que estoy perdiendo el tiempo contigo, porque la verdad ya dejó de ser mentira, y se convirtió en un mensaje lleno de valor para pelear por ti, por mí, así como lo hicimos muchas veces antes, pero ahora es diferente porque no nos queda nada por descrubir, pero así tampoco nada que perder.

Espero que no me digas eso que piensas, y que veo en tus ojos, eso que me dolería mas que tu partida, que me digas que ahora que el amor sabe mal, que él dejo de alumbrar, que quieres renunciar a nuestros sueños de ayer, que prefieres mirar para adelante sin mi, porque sabes que no podrás seguir conmigo, porque te destruyo tu libertad.

Todo eso porque mal me iba a caer, que me digas que el amor se nos fue de la piel, que tus besos ya no me saben a miel, que la magia que teníamos se apagó. Todo eso es mentira no todo lo bueno tiene un fin, hay cosas que podemos olvidar pero no dejar pasar.

Recuerda nuestro amor, como la vida esta lleno de problemas, peligros y obstáculos, pero a pesar de ello no te rindas, no nos rindamos, todo lo contrario, brindemos por nuestro amor, tan amado.

No te alejes, porque yo no lo haré, no te enfades, porque yo ya no lo haré, no me olvides porque yo nunca lo logré.

Te Amo, Perdóname…Entrégate.

jueves, 22 de noviembre de 2007

Sin Saber - No Sé


No sé si será hoy,

o fue ayer,

o será mañana...

el día en que se acabe nuestro amor.

Pero siempre tendré abierto para tí...

mi Corazón,

lleno de Amor.


Te Amo.

miércoles, 21 de noviembre de 2007

Olvidamos - Unidos


Puede que de lo mismo si fue ayer,

es hoy o será mañana,

el día en que nos demos cuenta

y los demás se percaten de que no los amamos,

nos limitamos a odiarlos.


Somos rencorozos,

no perdonamos,

no olvidamos,

odiamos pero por siempre.....

Amamos.


No te olvides de esas pizadas que dejaste en el camino al andar,

de esas ropas sucias que usaste al caminar,

de esas gotas de sudor por tanto avanzar.


No te olvides que no te vas a salvar,

ni menos que te voy a olvidar.

lunes, 12 de noviembre de 2007

Admira mi Ser - Soy Otro Tu.


Si!....prefiero seguir,
prefiero no rendirme.
No lo hago por ti,
no lo hago por los demas,
no lo hago por mi....o hago por Nosotros!.

Todos juntos seremos capaces de caminar
frente a frente al mismo cielo audaz,
con nuetra alma en lo alto,
y sin temor,
mostrar la marca que este arduo camino nos provocó...
sin temer a equivocarnos de nuevo,
una y otra vez.

Sin parar,
para así seguir a los que ya son más que nosotros,
y así poder acompañarnos
y guiar a los caídos en batallas seguidas
de dolor y angustia.


Sigo,
no me rindo...
Ardo y renazco.

Muero, pero TE AMO.

domingo, 11 de noviembre de 2007

Desvanecer



Que te sucede....?

Me siento mal....

Por que?

por que no se q hcer para dejar de tormentarme, lograr de q los demas me dejen de tormentar

porque los demas te atormentan?
Por que creen algo que no soy, porque me piden, me exigen, me prohiben, me cuestionan. Me odian....se dejan engañar por mi, dejan que los lastime.....no se dejan amar por mi........
entiendo.
Eso es lo que crees!
Yo tambien he pasado por situaciones semejantes.
De todas maneras no te cierres.
Fluye...abandona todo y tan solo rindete.
Acepta
No decaigas
No te salves!!!


Te Amo, y nada de lo que suceda hará que esto cambie.

Perdonárme no me ayudará, así me acostumbro a engañarte, a dañarte...a Amarte.


Sólo soy capaz de pedirte algo.


Hazlo por tí.


Te Amo.

viernes, 9 de noviembre de 2007

Levantate y Anda!



No existen fórmulas matemáticas para el desarme.

Sólo puedo sugerirle que apague el ruido de su mente.

Escuche.

Hay una voz en su interior que le implora que cambie.

No tema.

Nunca es tarde.

Déjese guiar por la intuición.

Abandone la vergüenza.

Acabe con la monotonía.

Trascienda la rutina.

Acérquese a un árbol, abrácelo.

Huela una flor.

Contemple un atardecer.

Exprese sus sentimientos.

Sea agradecido.

Comparta.

Disfrute.

Libere sus emociones.

Cante.

Haga ejercicios.

Expanda su luz.

Deje que su imaginación despegue.

Pinte.

Haga lo que sienta, sin importar si lo critican.

No puede darse el lujo de pasar por esta vida sin sentir.

martes, 6 de noviembre de 2007

Su Señal.


Tal vez, es una señal…si una señal tarde, pero señal al fin…
Date cuenta, tú mismo me lo haz dicho constantemente, lo nuestro es un grito herido de anormalidad sumergido en lo cotidiano del amor.
Todo lo que sucede entre nosotros nace muerto. No es fácil llevarlo acabo por que cae por su propio peso, cae y se rompe en mil pedazos. Es un amor solitario y vencido.
A pesar de todo lo que nos amamos es luchar contra la corriente, contra un maremoto de dudas y juzgamientos.
Miles voces que nos gritan No!!!...están vencidos…serán solo olvido.
Todo lo que pudimos crear se ve constantemente herido en la lucha del amor.
Si no es tu miedo a afrontar la realidad es mi miedo a perderte, o aún más los prejuicios externos.
Pero esto es diferente.
Tarde i temprano esto, lo nuestro, se acabaría, sino por ti…por mí.
Por el tiempo o por el amor.
Pero eso no fue lo que sucedió, todo es visible ahora, necesitaba tener una señal completa de amor.
Tú me dices que lo olvidaste, que a pesar de que lo amaste, lo dejaste en un baúl de olvidos.
Pero cuando me lo contaste, lo trágico que es para él el presente, tu mirada, tu voz, tu aura sufrían por él…sufrías con él.
Y no es un sufrimiento de una persona a otra, sino uno de una persona que aún ama a la otra.
Realmente nunca lo haz olvidado, por eso nunca pude ser más que él.
Por eso no dudas ni un instante en marcharte de aquí, lejos de mí, para así estar cerca de él.
Te comprendo, el amor es más fuerte que nosotros dos.
Toma mi amor, viaja y vívanlo juntos los dos.
Mientras el amor y el tiempo se los permita.

Te amo…no lo dudé ni un momento, pero es hora de dejarte ir. No es por ti, ni por mí… es por él, es nuestro tiempo el que se acabo.
Yo sólo te serví para que te dieras cuenta que no puedes vivir sin él.
Ahora esta claro, por eso tantas complicaciones, pero fue perfecto mientras duro.
No te preocupes sino te despido, ni te digo adiós. Es solo…que no te dejaré ir.

Nunca te dejaré de Amar.

martes, 9 de octubre de 2007

Amor Desgarrado.


Puede ser...tal vez nunca nos amo.

Nunca volverá,nuca te querrá...

eso me da ganas de llorar,

pero bueno así, es mi triste ...

final.

Porque será que cada vez que nos sentimos bien

con alguien tenemos que querer más...

desearía estrangularme por sentir lo que siento.

Deseo amarte sin reparo,

pero no me lo permiten,

estás alas que me han dado no me dejan volar,

solo me dan más y más dolor.

Espero inclansablemente,

y creo que lo haré por siempre,

que llegue a nuestro hogar y poder verte en mi cama,

durmiendo, y poder recostarme a tu lado.

Vivir el atardecer juntos, s

entir el anochecer...

y morir al amanecer.


Te Amo.

jueves, 13 de septiembre de 2007

No te Salves!


No te quedes inmóvil

al borde del camino

no congeles el júbilo

no quieras con desgana

no te salves ahora

ni nunca

no te salves

no te llenes de calma

no reserves del mundo

sólo un rincón tranquilo

no dejes caer los párpados

pesados como juicios

no te quedes sin labios

no te duermas sin sueño

no te pienses sin sangre

no te juzgues sin tiempo

pero sipese a todo

no puedes evitarlo

y congelas el júbilo

y quieres con desgana

y te salvas ahora

y te llenas de calma

y reservas del mundo

sólo un rincón tranquilo

y dejas caer los párpados

pesados como juicios

y te secas sin labios

y te duermes sin sueño

y te piensas sin sangre

y te juzgas sin tiempo

y te quedas inmóvil

al borde del camino

y te salvas

entonces

no te quedes conmigo.
Lo siento... Te Salvaste!

lunes, 13 de agosto de 2007

Porque?


Porque….porque nos tocará sufrir.

Porque siendo seres celestiales, especiales no podemos dejar de sufrir…y dedicarnos a lo que vinimos… a amar a los demás.

Porque existen tantas personas, cosas o circunstancias que nos hacen sufrir….porque no podemos solo deambular por aquí y por allá, ayudando sin cesar.

Porque es necesario que tengamos que bajar a este mundo terrenal y mortal, y dejar de ser seres de amor y paz, para comenzar a luchar, a odiar, a matar, a los demás…

Porque, si no quiero tocar con mis pies descalzos esta tierra ardiente de tanto pecar…tengo que hacerlo. ¿Porque?

Porque tengo que soportar la lluvia fría a mi pasar… ¿Porque?

Porque nos cuesta tanto trabajo poder realizar nuestro cometido. ¿Qué es lo que quiere el destino?

Porque se interponen tantas barreras entre mi amor y el tuyo, porque no podemos ser felices, si sólo a eso hemos bajado aquí.

Porque las personas que mas amamos en el mundo nos pueden desearles la muerte para así de una vez por todas ser libres y poder amar a todos sin igual…a todos por igual.

No te preocupes, no pierdas la fe, que es lo único q nos podrá ayudar en el juicio final.

Ámate y ama a los demás, a pesar de la dificultad.

NO TE DES POR VENCIDO, PORQUE ASÍ VENCERAS.

Ya que debes recordar siempre que el camino de cada iniciado esta marcado por el sufrimiento, dolor y desamor…pero todo esto hace que nuestro triunfo sea más hermoso…tú ganarás.

domingo, 29 de julio de 2007

Temporalidad


Que daría por arrancarme de este infierno, y no volver jamás a pisarlo.

Es en este preciso momento en que todo se vuelve nublado a mí alrededor, el sol se apaga, la luna se calla, las nubes se marchan, las estrellas se cansan…
Todo tiene un principio y un final, eso lo sabemos todo, pero hasta que no lo vivimos en carne propia no somos realmente conscientes de ello.

Desde que me encuentro en este túnel sin salida, es que te puedo ver como avanzas sin mi….es ahora cuando me digo….te perdí….me perdiste……te perdí….te perdiste.

Me gustaría poder decir y gritar a los cuatro vientos de norte a sur, sin fin, que ya no me duele dejarte de amar….pero no es así, cada instante que pasa te amo mas y mas.

Como puedo hacer para encontrar una razón a esto que nos sucedió, encontrar la luz al fondo del camino….no sé porque sucedió, porque acabaste con nuestro amor, sin preguntarme nada, sin decirme nada, solo tomando tu las riendas de nuestro amor, siendo que es algo de a dos, no solo de ti.

Solo me queda pensar en que todo lo sucedido, será carga del tiempo el que se preocupara de igualar.

Estoy esperando a que vuelvas…por mí.


El consuelo que me queda, pensar que todo es temporal, ya llegará el momento de aliarnos los dos.


TE AMO.

(Recuerda que aun tengo muchas canciones que cantarte, muchas que dedicarte, muchas que escribir pensando en ti...)

martes, 17 de julio de 2007

Tiempo


Casi como un suicida, había quedado.

Pensativo, meditaba sobre todo lo que había perdido.

Algo que no era nada de fácil, porque estaba al borde de un precipicio alto y sin fin, confundido aún por ti.

Todo se hacía cada vez más pesado,

Me convertí en un guerrero sin guerra,

En un caballero sin armadura,

Un escudero sin su princesa...

Trate de cambiar y volver a empezar,

Me fue casi imposible;

Volví.

Preferí vivir en mi realidad, soñando con volverte a tener...

Volverte a querer.

Todo a mí alrededor se fue volviendo una lluvia sin sol...

Hasta que tu sol prefirió salir, y dejar de huir.

Me instaste a seguir.

Me pediste que no sufra por ti, porque tú no sufres por mí.

Lo nuestro llego a su fin...no fue ni por ti ni por mí.

Sino por nuestro amor.

Nuestro tiempo se acabó.

[Ya no es tiempo de amar...es tiempo de amarse.]

-No te preocupes por mi, estoy bien, creo que fue lo mejor que nos pudo suceder...

Recuerda que tu llanto me tortura, pero tu calma me cura!-

jueves, 28 de junio de 2007

El Escudero y La Princesa.


En un lejano continente, en un lejano país, en un lejano reino, en un lejano bosque, en un lejano castillo, vivía una hermosa princesa sin igual.
La princesa era la dueña del corazón de dos fornidos y gloriosos caballeros.
Uno de ellos la conquistó mientras esta era solo una jovencita, y él siendo un hombre hecho y derecho.
Su amor fue mágico, se juraron fidelidad hasta la eternidad…pero por cosas que solo el destino entiende, se distanciaron; esto fue de un momento a otro. Sin respuesta alguna el caballero se alejó de ella.
Pero al contrario del caballero, la princesa lo amó con desmedida locura. Lo que no le permite a ella olvidarlo así como así.

Pasó un tiempo, la princesa estaba en sus habituales clases de lenguaje, junto a otras princesas y príncipes. Es aquí, en donde estaba uno de los príncipes, que también era caballero, que hacía bastante tiempo que amaba a escondidas a la bella princesa.
Este caballero era tan joven como ella, eran perfectos…con él, la princesa volvió a querer.
Se convirtió en su confidente, amante, amigo…era su alma ideal.
Eran tan felices juntos.
Pero tanta felicidad terminó por agotar a la dulce princesa…esto junto a problemas propios de las parejas hicieron que se distanciaran.

La princesa poco tiempo antes de terminar su relación con el joven caballero, salió un día recorrer sus verdes bosques…cabalgando por horas y horas, sola como a ella le encantaba hacerlo. Pero ese día le tendría preparada una sorpresa a la princesa…al darse cuenta de que era tiempo de volver al castillo, puesto que estaba oscureciendo, se percató que había una presencia que la vigilaba…era nada mas y nada menos que un dragón, de aquellos que son capaces de destruir ciudades enteras sólo con sus llamas.
La princesa aterrada comenzó a cabalgar cada vez más rápido, tratando de llegar a su hogar; mientras huía, gritaba que la socorrieran, pero para desgracia de ella no había ningún caballero cerca.
El llamado de auxilio de la princesa llegó a oídos de un escudero que deambulaba por el lugar. Él que se alisto para ayudarla…sólo con un escudo y espada de madera, logró ahuyentar a tan feroz animal.
La princesa sorprendida por tal acto de valentía, le pidió al “caballero” que se acercase. Éste al hacer lo solicitado, contemplo la belleza de la princesa rescatada…era la mujer siempre soñada.
La princesa quedó pasmada al fijarse que su rescatante no era un caballero, sino un escudero. Pero en su inmensa bondad, la princesa le dio las gracias.

Desde aquél momento que el escudero se convirtió en admirador y ayudante directo de la esplendida princesa.
Pasaban noches y días juntos…cada vez el escudero se sentía mas atraído por la princesa y esta cada vez sentía algo distinto por el hombre.

Una tarde, en que la princesa le pidió al escudereo que la acompañara a tomar aire, este se atrevió a confesar su amor por ella.
La princesa, al oír tan hermosos sentimientos hacía ella, no supo que hacer ni que decir. Porque ella aún en ese instante estaba unida con el corazón del joven caballero.
Solo pudo darle las gracias por lo que sentía por ella, pero no podía responderle con lo mismo.

Paso el tiempo, la princesa volvió a quedar sola…pero siempre a su lado encontró la compañía del amigable escudero, que la consolaba, escuchaba…y amaba.

Tanto tiempo pasó que ella comenzó a sentir algo por el escudero, el cual intento conquistarla…pero esto no fue nada fácil. No solo tuvo que luchar por encantar el corazón de la princesa, sino también acabar con los fantasmas de los dos caballeros que habían logrado amar a la princesa, y a los que ella profesó su amor.
Con el recuerdo del caballero mayor no fue tan difícil; con el otro la cosa se complicó, pero lo logró…lo olvido.
El caballero con esto pensó - ¡lo logré!...la princesa me permitirá hacerla feliz, ahora que solo me tiene a mi –
Pero para pesar del escudero esto no fue así.
La princesa comenzó a preferir la soledad.

A pesar de ello el escudero obstinado con su amor, la espero…pasaron largos años…siguieron siendo felices, separados, pero felices…o por lo menos eso creo.
Todo eso acabó cuando el escudero se cansó de esperar a que la princesa quisiera estar con él…juntos y amarse por toda la eternidad.
Le dolió tanto el corazón, al escudero, cuando tuvo que decirle a la princesa que ya no sería lo mismo…que él tenía que dejarla de amar.
Ella le pidió que no se alejara de su lado, que le encantaba su compañía, más que cualquier otra cosa.
El escudero se lo juró - no me alejaré de ti - … pero como tú no me puedes amar igual que yo, te tendré que dejar de amar.
El escudero con el corazón roto se alejó del reino…se alejó de la princesa…tuvo que romper su juramento, era la única forma de no sufrir, a pesar de que la princesa le pidió incansablemente que no se alejara de su lado…pero él ya estaba lejos del reino.

El escudero se convirtió en ermitaño, con el corazón destruido, dejo de ser amado.
Siempre pensaba al ver el atardecer, en que la princesa lo encontraría y le pediría que estén juntos…y que en la mano llevara la flor que él le regalo la primera vez que la amo.

Lamentablemente eso nunca sucedió y me encuentro sólo…llorando por tu amor.

[“Amar no es mirarse el uno al otro, es mirar juntos en una misma dirección.” Platón.]

viernes, 15 de junio de 2007

Estrella Fugaz.


Sólo como una estrella fugaz cruzaste mi cielo,
Atravesaste mi rostro con tu lágrima audaz.
Lograste arrancarme de mi ser esa página de mi corazón escrita con dolor.

Me hiciste sentir como en las nubes,
Rodeando al sol...oh! Mi amor.
La estela de tu luz no me dejó
Volver a mi peculiar oscuridad.

Por el resto de mi vida tendré
Que pensar en lo que pudo ser, pero no fue...
Sólo fuiste una estrella fugaz en mi vida;
Iluminaste mi camino que me llevaba a mi corazón;
al darte cuenta que lo hallé, te marchaste, sin despedirte de mí, para no volver.

Tendré que vivir así... sin ti.
Puesto que tú eres sólo una estrella fugaz
Que supo darme amor...
No importa la cantidad, sino la calidad...
Solo amar.

Solo espero algo de ti...
Que hallas escuchado mi deseo a tu pasar...
Volverte a amar, mi estrella fugaz.

jueves, 14 de junio de 2007

Tú me haces sentir.


Me haces tan feliz…
Me haces sentir lo que me hizo no seguir.

Es tu amor, tan gigante como un sol
que esta a tu y a mi alrededor…
Nos hace sentir éstos dos mundos, pero que unidos no hacen colisión.

Tú me haces sentir lo que no pensé volver a sentir…tu respiración…mi amor.

Ahora no sé que más hacer para que no te vayas nunca jamás de aquí…
Escúchame por Dios; por que tu me haces volar y caminar, sin ti no soy nada mas.

Los dos unidos somos mucho más que el puro amor,
Los dos separados somos amor,
Los dos amándonos somos igual a Dios,
Los dos somos sólo Tú y Yo…

Tú me haces sentir…
Eso que me encanta oír de ti.

Tú me haces… sentir.

El Rocío de mi ángel.


No encuentro explicación
Para lo que sucedió en aquel segundo que te vi.
Por ti se rompió mi espejo
En el que se reflejaba nada más que mi desamor…
No como realmente soy.

Sin nada más que esperar te amé.

Tú y tu mirada de ángel
Fueron capaces de raptarme de aquí,
De arrullar mi corazón junto a ti.

Te encontraré, no te dejaré sola jamás…te lo juro.

Es tan difícil seguir sin parar, en este mundo material
Tratando de no quedar sin ganas de luchar…
De no quedar ciego por la luz que sólo con personitas como tú,
Uno se puede encontrar una vez y no parar.

Pero por ti soy capaz de eso y mucho más
De entregarte mis sueños y anhelos
A lo largo de tu corta pero hermosa vida.

Tú y tu mirada de ángel
Lograron que no me escondiera más
En la que era mi armadura de dolor,
Y que saliera por el sol a volar contigo…
Mi ángel.

[…para esas personitas que nos hacen no parar de luchar por mejorar este mundo desigual…]

Seguir o Parar.


[…veo un tenue rayo de luz…lo sigo…al final del camino…]

Tanto que te dije que no te esperaría
Que me sería difícil no dejarte de amar…
Dejarte libre, como siempre lo fuiste.

Todo eso cambió al mirar ese resplandor en tu rostro.
Que me hizo sentir como nunca…
Que me hizo volver y sentirlo una y otra vez…

Separados podríamos haber sido tan felices,
Tan buenos amigos,
Podríamos haber logrado tantos de nuestros sueños.
Pero yo al igual que tú, sabemos que eso no lo es todo…

Que necesitamos amarnos…
Quizás por un día, semanas, años o por siempre,
Eso no lo sabremos hasta que no lo intentemos…
Eso Tú y Yo por lo menos si lo sabemos.

Aunque a ratos se te olvide que lo sabes, te digo que eso no hará detenerme.
No, no lo logrará.
Seguiré, y no pararé hasta que no te vuelvas a amar…

No seguiré esa luz…

Prefiero quedarme aquí contigo en nuestra oscuridad y esperar
A que juntos iluminemos nuestros corazones, con nuestro amor.

martes, 5 de junio de 2007

No te tengo y ya te Pierdo.


Estábamos tan bien, ¿no crees?...

Todo cambió, creo que fue al vernos…

La música de ese autobús, no acompañaba más que al dolor

Te veo sólo por el reflejo.

Ellos están cada vez más felices.

Realmente no sé que me sucede y mucho menos que te sucede a ti.

Porque de un instante a otro dejaste de amarme, de besarme de hablarme.

Me preguntas y te respondo – no sé-

Es un nudo en mi garganta que no se aplaca con el calor de tu corazón.

Lo siento.

De verdad lo siento, era el momento de disfrutar, no de distanciar.

Pensé que no querías hablar, que querías estar sola en tu interior, por eso no te miré, no te besé, no te acaricie, no te hablé.

No quería verte partir, creo que era mejor así, por eso no me despedí…

Pero no lo pude soportar.

Al verte dejarme, baje de mi soledad y corrí detrás de tu amar.

No quise gritar para llamarte, quería sorprenderte, pero la sorpresa fue para mí, al darme cuenta que me había tardado demasiado en recapacitar, porque ya te perdí.

A pesar de no verte por el sendero de tu hogar, te intenté encontrar, pero nada nuevo fue a pasar.

Como un completo idiota me sentí, por dejarte ir sin decirte lo mucho que significas para mí.

Desde ese instante que siento que estoy fuera de mí…

Seguí de vuelta mi viaje; el viaje más raro de mi vida sin ti.

No es la primera vez que recorro este camino, pero es distinta la compañía y el pesar; sólo se igualan las partidas, nada más…

En una, la primera, me acompañó el gozo y la dicha, ahora, la segunda, la pena y la tristeza.

Caminé y caminé, sin nada más que mirar, que mi pasar. Escuchando la música desgarradora del amor; sonetos y versos inspirados en tú y yo.

No me percato de lo rápido que avanzo.

Sólo me enfrenté a la búsqueda de encontrar ojos de misericordia, que necesito hallar, para que me ayuden a entender que fue lo que hice mal.

El viaje estuvo marcado por el frío, el recuerdo, la pena y el dolor; sólo me permitían seguir mis piernas de fuego sobre tu corazón de hielo.

Tanto avanzar y tanto en que pensar.

Miro al cielo para pedir una tregua y me encuentro con ellas, con tu luna y mi estrella.

La primera con un velo blanco hermoso y peculiar, que al mirarla me hacía darme cuenta de su grandeza y mi pequeñez.

La segunda era como aquel lunar en tu bello mirar.

Ambas eran mis cómplices, junto a mi ego y mi música me acompañaron y me aconsejaron venir de vuelta a tu tumba y pedirte…que me perdones mi amor.

Nadie se compara a ti.


Esta mañana, cuando desperté. Me sentí acabado, muerto…

Todo eso acabo cuando te vía mi lado, durmiendo como un bebé, eres hermosa hasta para soñar.

A pesar de todo lo que te amo, ayer casi cometo una locura, de aquellas que nunca se curan.

Estaba comprando un obsequio para ti, mi novia.

Cuando salí de la tienda, mi mirada se cruzo con otra. Era una mirada angelical, dulce, pero audaz.

Era una jovencita preciosa, debería tener la edad de tu hermana menor.

Fue un instante en que nuestras miradas se unieron, hicieron que el cosmos se detuviera, que no siguiera su rumbo.

Solo es momento me bastó para acabar con la cordura y dejar que entrara a mi razón la locura.

Ella también sintió lo mismo. No dudó en ningún momento en decirme con la mirada que la siguiera, yo tampoco dudé y la seguí.

Iba por lo menos un metro delante de mí con su hermosa morada me coqueteaba. Mientras caminaba, me decía, sígueme…apresúrate.

Yo estaba hipnotizado por sus ojos azules, bellos mares.

En ningún segundo pensé en lo que estaba haciendo, solo me dejé llevar.

Solo esperaba que no me encontrase con nadie conocido.

Solo esperaba estar haciendo lo correcto.

Caminamos por lo menos cinco minutos. Hasta que llegamos a un pasaje con poco público.

Ella paró, yo la seguí.

Se dio la vuelta, me tomo las manos y me acaricio, con un tacto angelical. Fue especial. Su respiración se unió con la mía. Mi corazón latía a mil por hora.

Estaba dispuesto a besarla. Contuve mis ganas por un instante. Fue en ese mismo momento cuando volvimos de nuestro trance de pasión y caímos rendidos en el tiempo real.

Ella me soltó las manos y se marchó…como si hubiese sucedido una gran explosión, la gente salió de todas partes y comenzó a caminar rápidamente.

Entre tanto tumulto no la pude seguir.

La busqué por un buen rato, hasta que la hallé. Estaba sentada en una banca de la plaza, en ese instante me quise morir.

No estaba sola, estaba con un joven de su misma edad, se estaban besando.

Creo que fue tanta mi emoción que lloré.

Me devolví a mi casa, con ánimo de nada.

Estaba perdido en mi corazón.

Sólo recuerdo que me dormí a tu lado.

Me siento de muerte a tu costado, cometí un gran error ayer. No te podría ver a los ojos de nuevo.

Te pido perdón, porque no hay nadie como tú.

El Dolor de la Despedida


¿Qué haces aún aquí?

  • No lo sé, siento que no me puedo ir.

¡Pero vete!

  • ¡No puedo, no ves que estoy mal!

¡Vete!

  • ¿Puedes abrazarme?

No.

  • ¿No quieres o no puedes?

¡No te das cuenta que no

puedo!

  • ¿Por qué?

Porque me dolería mucho

abrazarte y verte partir,

sabiendo que no te volveré a

ver.

Por eso prefiero que te vayas

así nada más…

Loca Soledad!


Shh.

Silencio

Es mi turno de hablar.

Estoy loco, sí…

Lo admito.

Pero loco por ti…tú me tienes así.

No te das cuenta. Todo lo que te amo.

¿Todo este tiempo a tu lado no ha sido suficiente para que lo entiendas?

Dime que sucede contigo…

Que es lo que está mal…

Lo sé, me lo haz dicho muchas veces.

¿No estas lista para abandonar la soledad?

Pero yo a diferencia tuya

Si estoy dispuesto… soy capaz de eso,

Y mucho más.

N-Mistad!



[…Tienes razón…lo entendiste…

- ¿Qué?

Lo que nos pasa…

- ¿Si?, yo creo que aún no lo sé.

Bueno puede suceder, pero ambos sabemos que sucede algo que esta mal. Y eso es un avance, ¿no crees?

- Si, puede ser.

¿Recuerdas lo que me pediste que hiciéramos?

- No, ¿Qué cosa?

Lo de no hablarnos más.

- Ah, eso, si, que pasa con ello.

Es que pensé en el momento en que me lo decías, que no habláramos más. Esa no es la solución para acabar esta tormenta…]

miércoles, 23 de mayo de 2007

Perfume del Recuerdo.


Acabo de sentir tu aroma.
Me desperté para verte a mi lado,
pero no eras tú.

Era sólo tu recuerdo.
El perfume de tu piel, cabellos...
Labios.

No eras tú.

Tanto que espero por tí.
No dejo de pensar en tu llegada.
Que digas lo que hace tanto quiero escuchar...
y creo que tu lo quieres decir...

Que te quedarás aquí, junto a mí.
Por mí y por...TI.

A pesar de lo que suceda siempre estaré contigo,
no me alejaré.

Te lo Juro.

miércoles, 16 de mayo de 2007

Incapaz.

Donde te fuiste a quedar.
Cuéntame, que sientes al mirar a tu interior.
Seguro que te perdiste en tu lugar y
olvidaste los recuerdos,
que ya no puedes hallar.

Si todo fuera como un camino
los demás te verían y te intentarían alcanzar.
Pero te perdiste
donde sólo encuentras
sentimientos.

Eres incapaz de darte por aludido
en tu corazón.
No logras estar de pie a mi lado,
Sigues por tu rumbo yendo y viniendo.
Ni siquiera eres capaz de tomar
en cuenta las predicciones.

Espero que no estés abajo conmigo
que no te falte nunca el amor,
que no te sientas sin ti.
Sabes que sin ti yo ya no voy.

Todo fue un tormento, un suplicio.
Pero todo cambia, se transforma.
Te busco, te encuentro.

Que extraña forma escogí para
Encontrar a mi Corazón.

Odiar … Perdonar … Olvidar … Amar.

jueves, 3 de mayo de 2007

El encierro del regreso.


En mi cuarto a oscuras, escuchando mis canciones dedicadas.

Me comencé a sentir tal cual como creo que te sentías tú ese día.
Sentí ganas de dormir, pero no tenía sueño, no podía quedarme calmo, estaba muy inquieto.

Comencé a pensar…o soñar, ya no lo sé; los buenos momentos que pasamos juntos, esos que nunca olvidaré. Los tendré en mí ser por siempre. Ellos me acompañaran hasta más allá de la muerte.

Algo por sobre todas las cosas espirituales y materiales me incomodaba…era una sensación de estar encerrado. Junto a este sentimiento nació una emoción, la de la soledad.

Me sentí atrapado por ellos, no podía soltar sus amarras y navegar por mi mente como lo añoro hacer.

No puedo dejar de sentirme encerrado en un cubo pequeño y oscuro. Tratando de escapar, cada vez que lo intento mí espacio se reduce.
Pensé que todo acabaría tal como empezó, sin darme cuenta de ello.

Pero creo que para eso estás Tú.

En el sitio mismo del umbral, en aquel instante en que todo se torna a ti…apareces tu y me guías…me instas a caminar de vuelta…quieres que cambie; aún recuerdo lo que me dijiste – Todo cambio conlleva una renovación, y toda renovación un sacrificio –.

Creo que era todo lo que necesitaba, porque de ahí que no recuerdo nada. Todo esa agonía espacial acabo como nuestra canción.

Pero me di cuenta que todo no termina ahí.
Escucho lo tambores de fondo, siento el aire espeso sobre mí; es el momento de actuar.
Lo que me dijiste no era solo una recomendación, sino más bien una petición, a la cual tu sabes tanto como yo, que si hubiera querido no la hubiese seguido. Pero no es así.

Era momento de pensar. Era momento de actuar.

El cambio ya sucedió, no se notó tal vez, o si bien yo no lo medí, los demás sí.
Todo tuvo su inicio y su propia culminación, eso estaba hecho.
Lo que me tocaba hacer ahora era propiciar la renovación.
Ese es el momento me mayor tensión, darme cuenta cual fue mi renovación.

Todos ustedes han estado en un momento u otro conmigo, me han conocido, escuchado y sufrido.
Pero ya nada sigue igual, todo cambió, se renovó.
Es hora de dejarlos partir, de no retenerlos más, si tu quisiste que no los viera más así será, no te cuestionaré.

Mi renovación se ha hecho.
Muchos han partido, otros llegado, unos cuantos regresados.
Es mejor así.
Creo que es lo mejor para ustedes estar…seguir sin mí.
Sucedió mi cambio, lista mi renovación, era tiempo de hacer mi sacrificio.

¿Era el tiempo?, ¿Es el lugar?, ¿Es lo que quiero?, ¿Es la persona?
Bueno sí.

Es tiempo. El sacrificio esta hecho.
Todo culmina, te dejo ir. Espero que puedas ayudar a los demás, tanto como a mí, te lo agradezco.
Te pido sólo una cosa más.
Cuídalos, ya que yo…ya no puedo.

Te amo!